Ginecología

A través del servicio de ginecología en Granada cuidamos la salud integral de la mujer

Linea Separador

Apostamos por un servicio de ginecología en Granada que integra desde los estudios más habituales hasta las técnicas y tratamientos más innovadores y avanzados para cuidar la salud integral de la mujer en todas las etapas de su vida.

Icon3

Tratamiento personalizado

Realizamos una valoración individualizada y estudiamos tu caso, realizando un diagnóstico personalizado con el que encontrarás el tratamiento idóneo para tus necesidades.

Icon2

Equipo médico

La doctora Gloria Marchal, con larga trayectoria profesional y alta cualificación y prestigio, estará en constante formación para aplicar las técnicas más avanzadas e innovadoras y conseguir los mejores resultados.

Icon1

Trato cercano con los pacientes

Ofrecemos la máxima calidad asistencial desde el primer contacto con el paciente. Nuestro equipo te asesorará y te ayudará en todas las cuestiones que puedan plantearse durante el tratamiento.

¿CUÁL ES LA IMPORTANCIA DE ACUDIR AL GINECÓLOGO?

Es muy importante conocer que no solo se debe acudir al especialista en casos de embarazo o revisiones muy puntuales, sino que es fundamental visitar a tu ginecólogo de manera regular para llevar un seguimiento de tu estado general en las diferentes etapas de la vida por las que pasan las mujeres. Además, es esencial para evitar molestias y enfermedades, algunas tan importantes de prever y detectar a tiempo, como el cáncer de mama o útero.

Si sientes algún síntoma o molestia no dudes en consultar con tu especialista.

Ginecologia En Granada

Llámanos y pide tu cita

Tratamientos y servicios

REVISIÓN GINECOLÓGICA

La revisión ginecológica, al menos una vez al año, ayuda a detectar o prevenir cualquier alteración o patología que pueda sufrir el aparato reproductor femenino. Así mismo, acudir al ginecólogo de manera regular y, sobre todo, cuando se tienen síntomas o molestias, consigue detectar a tiempo enfermedades que pueden llegar a ser tan graves como el cáncer de mama o de cuello uterino.

Además, a lo largo de la vida de madurez de la mujer existen diferentes fases en las que es importante conocer los cambios que produce el cuerpo, el porqué y qué debemos hacer para afrontarlos. El especialista te ayudará y asesorará en todas tus dudas.

Las pruebas que se pueden realizar en una revisión ginecológica son diversas. Según la necesidad del paciente se puede llevar a cabo desde una exploración general para conocer el estado de la mujer en ese momento, hasta pruebas más específicas como citologías, ecografías transvaginales, mamografía o ecografía mamaria, etc.


SALUD DE LA MUJER

La ginecología es la especialidad de la medicina que se encarga de la salud de la mujer. Es la que lleva el seguimiento de todas las etapas por las que pasa la mujer a lo largo de su vida y la que se encarga de cuidarla cuando pasa por ellas (menstruación, embarazo, parto, menopausia, etc.)

La ginecología no solo ayuda a la mujer a afrontar los cambios y las anomalías que puedan aparecer, sino que también la orienta y aconseja para fomentar hábitos más saludables y para establecer mecanismos que prevengan la mejora de la calidad de vida.

ADOLESCENCIA

Aunque parezca demasiado precoz, las visitas al ginecólogo están recomendadas desde la adolescencia. Desde el momento del desarrollo menstrual, en el que el cuerpo de la niña ha dado paso a una nueva etapa de su vida, es recomendable que se acuda al especialista para que le oriente ya que es un momento de grandes cambios hormonales y en las emociones que pueden desembocar en gran cantidad de dudas.

Aunque a esta edad se crea que no es tan frecuente la aparición de patologías ginecológicas, lo cierto es que pueden aparecer alteraciones más propias de la pubertad como reglas irregulares, ausencia de regla, sangrados abundantes, disnorrea (dolor excesivo) crecida de vello o acné.

CITOLOGÍA

Es una prueba que se realiza durante la revisión rutinaria al ginecólogo. Consiste en extraer una muestra de las células de la vagina y del cuello uterino. Es una técnica indolora, sencilla que requiere de poco tiempo para realizarla, pero que es esencial para llevar un seguimiento, prever la aparición o diagnosticar lesiones precursoras del cáncer de cuello de útero o para el diagnóstico de esta enfermedad.

¿En qué consiste esta técnica?
A través de un espéculo que se introduce en la vagina, se separan las paredes vaginales con el objetivo de visualizar el cuello uterino. Así, se toma la muestra de dichas paredes o del exudado vaginal en el fondo de saco posterior de la vagina.
Después se toma también una muestra de la parte externa del cuello uterino (exocérvix) y, finalmente, una del endocérvix que es la parte que comunica el interior de la cavidad uterina con la vagina.
Las muestras se depositan en un portaobjetos para que, después de una serie de tinciones, se observen las células por el microscopio y se realice el diagnóstico correspondiente.

¿Requiere alguna preparación?
Concretamente no, pero si es importante que la menstruación haya finalizado 3 o 4 días antes, no mantener relaciones sexuales 48 horas antes de someterse a una citología y no utilizar desodorantes vaginales o hacer lavados internos

¿A qué edad se recomienda hacerse una citología?
La Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia recomienda que a partir de los 25 años o 3 años después del inicio de las relaciones sexuales.

CONTROL DE LA MAMA

Dentro de la revisión ginecológica rutinaria o puntual, una de las pruebas que se pueden realizar es el control de las mamas o, conocida más comúnmente, mamografía. Se trata de una exploración diagnóstica de imagen de la mama tomada con rayos X y su principal objetivo, es llevar un seguimiento preventivo para evitar la aparición del cáncer de mama.

¿Cuándo deben hacerse las mujeres el control de mamas?
Se recomienda que se realicen a partir de los 40 años o antes en caso de que se tengan síntomas o antecedentes familiares que puedan suponer alto riesgo.

¿Por qué es tan importante realizarse un control de la mama?
Un control de mamas regular o desde el primer momento en que se tengan antecedentes o síntomas (dolor, bulto externos o internos,…) es crucial para prevenir o diagnosticar precozmente el cáncer de mama. Gracias a su detección temprana, el diagnóstico de esta enfermedad ha mejorado drásticamente, minimizando sus efectos.

¿Qué debes saber antes de hacerte una mamografía?
Si te vas a someter a una mamografía no debes usar desodorante, talco, cremas o lociones corporales que pueden distorsionar la imagen y pueden dificultar su interpretación.

CONTROL DEL EMBARAZO

Desde el momento en que se conozca del embarazo, se debe acudir al ginecólogo para llevar a cabo un adecuado seguimiento durante toda la gestación. Estos controles serán periódicos durante los primeros meses y más frecuentes cuando se vaya acercando el momento del parto.

Consiste en realizar pruebas rutinarias para corroborar el adecuado desarrollo de gestación, que el bebé se vaya desarrollando en las distintas etapas y, también, para el bienestar de la madre ya que irá experimentando cambios que requerirán de la asistencia del especialista.

Durante el embarazo pueden darse complicaciones y, en este sentido, el control del embarazo va a ayudar a que se puedan prever o solucionar de manera precoz.

¿En qué consiste este control?
– Pruebas de diagnóstico prenatal.
– Examen obstétrico.
– Ecografía obstétrica.
– Ecocardiografía.
– Regulación del peso y tensión arterial.

ECOGRAFÍA

La ecografía es una técnica no invasiva que se lleva a cabo en las revisiones rutinarias al ginecólogo que sirve para examinar los órganos genitales de la mujer. Se realiza por medio de ultrasonidos y por vía abdominal o transvaginal.

A través de esta prueba se puede conocer cuál es el estado en el que se encuentran el útero, los ovarios y se puede percibir si existe imagen patológica.

¿Para qué situaciones esta indicada?
– En el caso de embarazo, la ecografía es una prueba muy importante ya que ofrece gran cantidad de información sobre el desarrollo y estado del bebé. Permite detectar malformaciones, evaluar su posición y crecimiento, oír sus latidos, estimar su peso, etc. En Clínicas Almusalud contamos con la ecografía 3D que ofrece imágenes tridimensionales con efecto de volumen y 4D que permite, incluso, ver el movimiento real del bebé.
– Variaciones en el ciclo menstrual.
– Estudio del sagrado uterino anormal.
– Valoración de la respuesta de los ovarios a las hormonas (desarrollo folicular) tanto de forma natural como asistida por medio de tratamientos de reproducción asistida.
– Evaluación de una masa o tumoración pélvica (quistes de ovario, miomas,…).
– Detección o pronóstico de tumores malignos.



SUELO PÉLVICO

El suelo pélvico es el conjunto de músculos y ligamentos que rodean la cavidad abdominal en su parte inferior.

El fortalecimiento del suelo pélvico es esencial ya que es el encargado de la sujeción de órganos tan importantes como la vejiga, la uretra, el útero y el recto. Por ello, si esta sujeción no es correcta provoca lo que se conoce como incontinencia urinaria o fecal que puede ocasionar grandes molestias en el día a día.
El problema se puede desarrollar a todas las edades, pero suele ser más común que aparezca tras dar a luz o durante la menopausia.

¿Cuáles son las causas que provocan el debilitamiento del suelo pélvico?
– Parto natural.
– Obesidad.
– Deportes de impacto.
– Estreñimiento crónico.
– Cirugía ginecológica.

¿En qué consiste el tratamiento para fortalecer el suelo pélvico?
Según la gravedad, el tratamiento puede consistir en fisioterapia que tenga como misión rehabilitar la zona con ejercicios concretos o, si se ha producido un prolapso de algún órgano, se recurre a la cirugía reconstructiva.

¿Se puede prevenir el debilitamiento?
– Entrenar y ejercitar regularmente el suelo pélvico con ejercicios.
– Incluir de manera regular en la dieta fibras y probióticos que favorezcan la salud y el tránsito intestinal.
– Mantener un peso y postura adecuados.

INCONTINENCIA URINARIA

Consiste en la pérdida involuntaria de orina, no es capaz de retenerla y se pueden producir en momentos tan rutinarios como al hacer deporte, al reír, al estornudar o realizar cualquier esfuerzo. Se puede producir tanto en hombres como mujeres.

¿Cuáles son las causas de la incontinencia urinaria?
Esta se produce cuando la presión dentro de la vejiga es superior a la de la uretra. Alguna de las causas de este problema son:
– Parto y embarazo.
– El envejecimiento del músculo de la vejiga.
– Menopausia.
– Histerectomía.
– Agrandamiento de la próstata y el cáncer de próstata.
– Obstrucción por un tumor en las vías urinarias.
– Trastornos neurológicos como parkinson, esclerosis múltiple, etc.

En cuanto al tratamiento, variará en función de las características del paciente, los síntomas que presente y la gravedad de la incontinencia. Se puede hablar de un tratamiento conservador que no recurre ni a la cirugía ni a medicamentos sino a la mejora de hábitos más saludables como entrenamiento del suelo pélvico, el uso de dispositivos como los pesarios, etc. También, del tratamiento farmacológico en casos de incontinencia de urgencia o de vejiga hiperactiva o del tratamiento quirúrgico cuando el caso reviste mayor gravedad y ninguno de los métodos anteriores ha obtenido resultados.

DETECCIÓN PRECOZ DEL CÁNCER GINECOLÓGICO

La prevención y el control regular de la salud ginecológica es fundamental para la curación y detección temprana de los cánceres de tipo ginecológico. Entre ellos encontramos el cáncer de útero, cáncer de endometrio o el cáncer de ovario y vulva.

MENOPAUSIA

La menopausia pone fin a los ciclos menstruales de la mujer. Se diagnostica cuando transcurran 12 meses sin presencia de menstruación. Se produce porque los ovarios de la mujer dejan de producir las hormonas estrógeno y progesterona.

¿Cuáles son los síntomas de la menopausia?
– Sofocos.
-Escalofríos.
– Cambios en el estado de ánimo.
– Sequedad vaginal.
– Períodos menstruales irregulares.
– Sequedad vaginal.
– Problemas de sueño.
– Aumento de peso y metabolismo lento.

¿Cuáles son las causas de la menopausia?
Algunas de las causas que pueden provocar o desarrollar el ciclo menopáusico son los tratamientos de quimioterapia o radioterapia, el deterioro natural de las hormonas reproductivas, la extirpación de los ovarios mediante cirugía o la insuficiencia ovárica primaria.

Respecto a los tratamientos, son diversos los que resultan eficaces para hacer frente a este ciclo: desde cambios en el estilo de vida, hasta terapia hormonal.

Nuestra ginecóloga

Gloria Marchal Ginecologia

MARÍA GLORIA MARCHAL CORRALES